Los ganadores del Rallysprint (Foto: Gustavo Alonso y J.V.)Los ganadores del Rallysprint (Foto: Gustavo Alonso y J.V.)El equipo DISA-Copi Sport hizo los ‘deberes de verano’ con la vista en el ‘Autonómico’, arrasando y salvando sorpresas en el Rallysprint de Atogo. Pedro Afonso y Alberto Reyes completaron el podio.

La tercera cita de la temporada en Tenerife tuvo un claro dominador en la figura del equipo compuesto por Fernando Capdevila y David Rivero. Los vigentes campeones de Canarias comenzaban con un sobresalto ilógico y pleno de falta de responsabilidad por parte de la organización, y es que los del Ford Focus WRC ¡alcanzaron al coche cero! Curiosamente ese vehículo era el Ford Sierra Cosworth con el que Fernando Capdevila había sido subcampeón del mundo de grupo N en 1991, y que en esta ocasión pilotaba uno de sus mecánicos de confianza.

Con esta circunstancia el scratch fue para Lauren García, pero la organización decidió con acierto dar a Capdevila-Rivero el tiempo de la pasada siguiente, con lo que el ‘patrón’ de Copi Sport también ganaba el primer tramo. A partir de ahí los tramos de la tarde depararon un dominio semejante, y a tenor de las reacciones del Ford Focus WRC, y a la espera de las declaraciones de Fernando Capdevila que publicaremos la próxima semana en MotoraDiario.com, intuimos que el trabajo realizado en la suspensión ha dado buenos resultados. Así, el dúo Capdevila-Rivero se impuso con solvencia en un Rallysprint de Atogo rescatado del baúl de los recuerdos.

El podio parecía ser para los S1600 que había en liza. Así lo fue durante todo el día, hasta que Lauren García rompía el embrague del Peugeot 206 a mitad del último tramo. Su posición la heredaba Pedro Afonso con el Renault Clio, por lo que a pasar a liderar los campeonatos tinerfeños. La tercera plaza de podio fue para el BMW M3, que después de haber sido enterrado en la lista de inscritos demostró sobre el asfalto sus condiciones.

Sensacional también estuvo Octavia Hernández con el Honda Civic Type R, a un suspiro del podio y pordelante de otro combativo Víctor Fariña con el Citroën C2 R2. Goyo González y un sorprende Juan Carlos Rodríguez, que dieron paso al Mégane Kit Car de Fran Suárez, que apenas superó en dos segundos al vencedor del ‘Trofeo Orvecame’, completando el Top Ten Carlos Gustavo Melián, que se estrenaba a los mandos de un Citroën C2 GT de Auto-Laca Competición. Una lástima el final de Omar Jorge, que con su Citroën ZX había comenzado de modo estratosférico en su primer ‘mini rallye’.

La clasificación final demostró que la Escudería Atogo, como hacen muchas otras, realizó una lista de inscritos en orden de la virtud del potencial de las monturas, que no siempre van de la mano con el ‘arrojo’ de quien las lleva. Esta falta de respeto, que transciende a muchas otras entidades organizativas, debería ser tenida en cuenta en un futuro inmediato, aplicando una fórmula de resultados recientes, lo cual premiará a todo aquel que arriesga en la carretera y conseguir llevar a buen puerto sus cualidades técnicas al volante de cualquier vehículo de competición.

Fuente: Javier Viera - motoradiario.com