Página oficial de la revista digital Motor & Sport         

Teo Martín lo ha vuelta a hacer... El Toyota GR86 Circuit Pack, que es la base de la próxima GR Cup Spain de circuitos, puede revolucionar el panorama de competición de nuestro país, al presentar un modelo muy divertido, fiable, y con dos características que en el siglo pasado no serían nunca novedad: propulsión trasera y atmosférico. Motor y Sport estuvo en Kotarr para probarlo antes de arrancar la competición oficial.

Cuando Teo Martín nos llamó para invitarnos a probar el nuevo Toyota GR86 Circuit Pack recién salido de sus talleres en MSI no lo dudamos ni un instante. Era una ocasión primordial para conocer de primera mano ese modelo que debe revolucionar en parte el ámbito de circuitos en nuestro país, sobre todo en materia de promoción de jóvenes pilotos.
El lugar elegido para ello fue el circuito burgalés de Kotarr, a unos 180 kilómetros de la base de MSI en Alcorcón, un circuito que es grande para la práctica del Karting, y algo pequeño para la alta velocidad en circuito. Es perfecto para probar coches de medianas prestaciones, y sobre todo para modelos de rally y montaña.
Sabíamos pues que no llegaríamos a colocar la sexta marcha, pero en cambio conoceríamos sobre su estabilidad en curvas medias y cerradas, su capacidad de frenada, y sobre todo su resistencia en stints medio largos en un día muy soleado y algo caluroso.
La gente de MSI aprovechaba también esa jornada para que algunos posibles clientes pudieran probar el coche “laboratorio” del que se han basado todas las pruebas para los modelos que ya se están distribuyendo entre los pilotos inscritos para la primera prueba en el Jarama.
Centrándonos ya en el modelo deberíamos decir que el GR86 Circuit Pack se caracteriza por ser un modelo deportivo basado en el modelo original fabricado en la planta de Gunam, en Japón, por la marca Subaru, en base al acuerdo entre los dos firmas niponas. Sus rasgos exteriores demuestran una clara evolución de los rasgos de su antecesor, el GT86. Se basa en el mismo chasis, mejorando su rigidez. El aspecto exterior es algo más dulce que el GT86, pero mantiene una fuerte estética deportiva. El otro modelo del que podemos sacar comparaciones es el BRZ de Subaru. El GR86 es en comparación algo más agresivo en la toma de aire delantera, las tomas laterales y un aspecto más agresivo y moderno. En la parte motriz resaltamos un motor 2,4 atmosférico en configuración de 4 cilindros boxer, es decir, de cilindros opuestos y de aspiración natural que puede llegar a entregar 235 caballos a 7.000 revoluciones, en su configuración de pista y un par motor de 250 Nm. Si a eso le añadimos su propulsión trasera, nos encontramos con un motor atmosférico y propulsión, lo que nos lleva a épocas históricas del automovilismo donde los coches deportivos y de competición se basaban en estos dos aspectos. Si a eso le añadimos que su caja de cambios es manual, nos encontramos que debemos aplicar una conducción algo más tradicional que la más cómoda de los coches con caja semiautomáticas secuenciales, un aspecto vital para aplicar las frenadas con la técnica del punta tacón y doble embrague, para evitar bloqueos indeseados del tren trasero y poder reducir los metros de frenada.
Para acabar de completar ese aspecto de transmisión, este modelo disfruta de un diferencial de deslizamiento limitado, es decir, un autoblocante, que permite poder girar en redondo, no siendo su taraje muy agresivo, lo que permite al principiante poder acoplarse rápidamente en este aspecto. También disfruta de un embrague de competición Sachs, primordial para poder afrontar las exigencias de esa caja de cambios manual.
El GR86 mide 4,27 metros de largo, 1,78 de ancho y 1,31 de alto, por lo que ha crecido 2,5 centímetros a lo largo comparado con el GT86, es igual de ancho y ha perdido un centímetro de altura. A nivel de chasis, la batalla es de 2.575 milímetros, cinco milímetros mayor, mientras que el ancho de vías posterior ha ganado otros 2 centímetros.
De cara al peso del modelo, el uso de paneles de aluminio en el techo ayuda a que el centro de gravedad esté algo más bajo, disfrutando también de pasos de rueda de aluminio. Si a esto le añadimos la eliminación de todo lo superfluo en el interior del habitáculo, eliminación de componentes sonoros, y la incorporación de los elementos de seguridad, nos encontramos con un conjunto de 1.200 kilogramos.
En el apartado de los neumáticos, este modelo disfrutará de los Hankook Z 215 210 /650 R18 T33 para dias de seco, y de los Hankook W33 para los días con lluvia, probando nosotros, evidentemente los de seco, mostrándose muy nobles aunque con cierta tendencia al bloqueo en las fuertes frenadas.

Pasamos a las impresiones que nuestro especialista, Sergi Morera, piloto de circuitos ganador ya en múltiples ocasiones del Campeonato madrileño de circuitos y con diferentes modelos, y que nos ayudaría para poder valorar completamente las capacidades de este modelo.
Y lo vamos a hacer detallando los aspectos positivos y también algunos negativos. Entre los positivos, evidentemente esperábamos que el chasis sería agradable de pilotar y que las suspensiones, que disfrutan de amortiguadores KRS regulables, trasformarían el GR86 en un modelo dócil de pilotar. De esta manera se muestra muy manejable y se puede coger rápidamente el límite sin problemas. Por su parte, la frenada se muestra rápida, estable, incluso en apoyo lateral. Para ello también en MSI se han aplicado, instalando Pinzas AP Racing de seis pistones y discos ventilados de 350 mm. delante e incluso de 290 mm ventilados detrás con limitador de frenada también de AP Racing, siendo las pastillas Pagid Racing.
Morera comentaba que la caja de cambios, a pesar de ser de serie, se mostraba rápida e intuitiva, mientras que se permitía hacer la técnica del punta/tacón de manera cómoda tanto por la parte mecánica como por la colocación de los pedales.
Nuestro especialista también valoraba positivamente todo el tema de adquisición de datos que disfruta el GR86 Circuit Pack tras su paso por los talleres de MSI. El sistema es AIM PDM09 con un display de 6 pulgadas instalado delante de los relojes originales de serie, y que permite estar informado de todos los aspectos necesarios tanto en competición, como para conocer el estado de los componentes del vehículo.
Entre los aspectos negativos, o no tan positivos, nuestro especialista comentaba que el autoblocante, si bien se notaba, no era puro de competición, por lo que el coche perdía tracción en la rueda interior cuando las curvas eran de radio más cerrado. También comentaba que en curvas de alta velocidad en apoyo el coche subviraba, aunque bien gestionado éste podría ser un aspecto hasta positivo.
En definitiva la valoración salía muy positiva, dando especial énfasis en la facilidad en los cambios de pesos, en un chasis muy dócil y en una mecánica que se presentaba como muy robusta, lo que facilitará el aprendizaje rápido de pilotos poco habituados a esta configuración tan clásica.
En definitiva un coche para disfrutar, basado en la propulsión, en su afinado motor y en la facilidad de pilotarlo. Ideal para una copa monomarca de promoción, que dará muchas alegrías no sólo a los pilotos participantes, sino también a los creadores de esta iniciativa

Los ingenieros de MSIU estuvieron atentos a los comentarios de nuestro especialista Sergi MoreraLos ingenieros de MSIU estuvieron atentos a los comentarios de nuestro especialista Sergi Morera

PUBLICIDAD

Multimedia

Síguenos

Recibe la información de la web M&S en tu correo
Términos y Condiciones
Nota: Tu dirección no será entregada a terceros.