Página oficial de la revista digital Motor & Sport         
Premio Ciudad de Alcañiz. Jaime Juncosa en la curva tras el paso por el puente, una vez desembarazado del Steyr-Puch.Premio Ciudad de Alcañiz. Jaime Juncosa en la curva tras el paso por el puente, una vez desembarazado del Steyr-Puch.Recientemente se presentaba en Turín la “Officine Abarth Classiche”. El fin es recuperar el prestigio del  histórico marco Abarth. Se persigue mediante la aportación de toda la información disponible en los archivos originales la conformidad en las restauraciones aportando Abarth todos los datos oficiales disponibles. Certificar la originalidad de los Abarth es el objetivo. Por un lado, tener los consejos de la ASI me parece un acierto, pero dudo y mucho de la F.I.A y de la FIVA (FEVA en España) en cuanto a los criterios de la originalidad. Un coche es original o no lo es. Hay Abarth excelentemente restaurados, los hay como los Radbourne británicos, o las refabricaciones realizadas por Guy Moerenhaut (GMR), que responden a la normativa FIA sobre históricos, partiendo de bastidores de Fiat o Simca. En España hubo buenos Abarth, no creo que queden muchos. Por una u otra causa han abandonado el país. Una pena, porque mal que pese a algunos el automóvil antiguo y clásico sigue siendo riqueza y cultura.
 
EL FIAT ABARTH 695 SS  Bastidor: 106*0540* de Don Jaime Juncosa

Durante el verano de 1957 aparece el Fiat 500, automóvil de dimensiones reducidas (2,097 m.) con un motor bicilíndrico de apenas 13cv de potencia. Evidentemente se trata de un vehículo urbano que en nada hace presagiar un futuro en el mundo de la competición. En el mes de febrero de 1958, Carlo Abarth presenta en el circuito de Monza su Fiat 500 “Elaborazione Abarth” con el fin de batir unos records. Una unidad de 500 Abarth, pilotada por Remo Cattini, Marino Guarnieri y Corrado Manfredini consiguen realizar 18.186 km. en 168 h. a la media de 116 km/h. Este hito anima a los ingenieros de Fiat a preparar una serie de 500 para participar en las 12 horas de Hockenheim a disputar el 26 de mayo. Los coches preparados con la colaboración de Carlo Abarth, son inscritos como Fiat Nuova 500 Sport. En dicha prueba participan vehículos de hasta 600 c.c,con categorías hasta 350 y 500 c.c. La prueba es ganada por el Lloy Alexander conducido por Schaufele-Hewitt. No obstante la competida clase de hasta 500 c.c., es para el equipo formado por Gerhard Levy – Josef Jeser por delante de otros 3 Fiat Sport. La vuelta rápida de la categoría es para Gigi Villoresi que la realiza a 116,7 km/h de media. Con este motivo Fiat lanza al mercado lo versión 500 Sport con un motor de 21 cv, y bicolor. No es hasta el salón de Turín de 1963 que aparece el primer 500 Abarth comercializado el 595.En 1964 en Ginebra aparecen el 695 y al poco la versión SS. Los sesenta será la edad de oro para el 500 en el mundo de le competición con marcas como Abarth,Giannini y Steyr Puch , y un amplio elenco de preparadores como Romeo Ferraris ,Bosato, Vaccari, Ciarcalutti, Garavello, Tani, y tantos otros. Esta historia perdurará hasta finales de los setenta.
En España, Jaime Juncosa Oliva que regenta un conocido taller en el ensanche barcelonés es un excelente piloto y probador, así como mecánico. A finales de los cincuenta empieza  a preparar los Seat 600 con notable éxito, consiguiendo su 1ª victoria en el Rallye Valle de Aran. También varios de sus clientes consiguen notables resultados. Importa algo de material Abarth e inicia con la marca italiana una interesante colaboración importando material y tres Fiat Abarth (Pase B-3) para el mismo, Jorge Palau-Ribes y Victor Sagi. Tras los muchos éxitos obtenidos,  en 1965 es nombrado importador de la marca Abarth para España, pese a las dificultades, los altos aranceles y los cupos. El 25 de septiembre Manel Juncosa participa en la III Subida al Puig-Major al volante de un Fiat 695 Abarth imponiéndose en la clase 1º hasta 700 c.c. con un tiempo de 6’22’’52. En octubre un Fiat Abarth 695 con el nº 92 conducido por Félix Muñoz (Pele) y Javier Sensat logran terminar en 28º posición al scratch un durísimo VI Rallye de las dos Cataluñas. Muñoz será uno de los fundadores de la mítica Escudería Montjuich. Como broche de oro a la temporada Jaime Juncosa hijo, tras terminar el Dos Cataluñas en una meritoria 9ª posición obtiene la victoria en el Campeonato de España de Rallyes viéndose beneficiado por los sendos abandonos de Reverter y Juncadella. Juncosa conducía para la ocasión el veterano Abarth 1000 Bialbero ex Reverter, copilotado por Artemio Eche (Artemi). Para 1966 Don Jaime Juncosa importa con motivo del salón barcelonés uno de los Fiat Abarth 695 SS, que es revisado y preparado en sus talleres. El 695 SS debutara en competición en la IV Subida a Sant Cugat-Tibidabo, imponiéndose en su categoría. Con fecha 1/sep/1966 se matrícula (B 501.497). Tras participar en San Feliu de Codinas, se prepara para su siguiente cita: II Premio Ciudad de Alcañiz . En esta prueba Jaime Juncosa Sr. disponía de su 695 SS excelentemente preparado y afinado por Iván Valentín. Con el participaba en la 2ª carrera, en la cual se imponía Manel Juncosa (Seat 600/1000 Abarth/Juncosa) el cual controlara a sus adversarios en todo momento. Por su parte Don Jaime tenía su particular duelo con el hispano-cubano Armando García Cifuentes, experimentado piloto de circuito que disponía de un efectivo Steyr-Puch 650 TR. No obstante este con problemas de estabilidad y temperatura de motor (aceite) abandonaba dejando la 3ª posición en el podio a Juncosa Sr. 2º sería Antonio Sabater Seat GYD 840. Jaime Juncosa Jr. se hacía con la 2º posición de la 3ª carrera por detrás del Carrera 6 #0130 de De Baviera y por delante del 1300 OT de De Vilar. Tras el Farell (1º de clase), Don Jaime participaba en las subida al Puig-Major.  Pese a participar en una clase superior (- de 1150 c.c.) se hacía con un 3º puesto de clase. Don Jaime realizaría un tiempo de 13’’superior a su hijo Manel con el mismo tipo de vehículo el año anterior. La última prueba seria La Massana. Don Jaime haría otras pruebas en 1966 con otros vehículos, aunque ya tenía claro que el futuro eran Jaime y sobre todo Manel. En el año 1967 el 695 SS queda a disposición de las hermanas Inmaculada y Emilia, que ya van haciendo sus pinitos en el mundo de las carreras como piloto y copiloto. Ambas consiguen notables clasificaciones siendo la primera vencedora durante tres años del Torneo de Gymkanas de Cataluña, ganadora del Trofeo Gustavo Boy 1968, primer puesto en el Rallye Eva de 1971, y el Rallye Fémina 1971 y 1972. Emilia por su parte consigue notables clasificaciones en los Rallyes Fémina en diversos años, así como notables resultados en otras pruebas. Al final el 695 SS queda como coche para todo hasta que a finales de los setenta es vendido a Jimmy Grau, hijo de un periodista del rotativo barcelonés  Tele-Exprés. Este lo pinta de rojo, y le da un uso cotidiano como vehículo urbano. En 1981 se lo vende a Carlos Cardús Carrió, conocido en el mundo del motociclismo con el simpático apodo del Tiriti, apodo que hereda de su padre. Carlos es una promesa del motociclismo y decide desprenderse del 695 SS a mitad de 1983, siendo adquirido por José Mº Martinell (Jep) también piloto de motos, especialista en carreras en cuesta y habitual de las XXI Horas. A la vez Jep es cuñado de Víctor  y Jose Mª Palomo Juez ambos de sobras conocidos en el mundo del motor y deporte en general. Martinell tendrá el Abarth hasta finales del 2014, siempre bien cuidado. En 1999 recibe una buena oferta por parte de italiano Franco Manetti así como de un coleccionista barcelonés pero este declina la oferta. Durante 2014 decide desprenderse del 695, y aunque el precio inicial es alto, se llega a un acuerdo con el coleccionista catalán Francesc Palau, tras comprobar este la autenticidad del modelo así como su historial agonístico. A día de hoy se encuentra en perfecto estado de uso, aunque en el momento de escribir estas líneas está en proceso de recuperar su estado original. Esta unidad cumplirá durante el 2016, 50 años. Curioso el dato que por una u otra razón su vida ha transcurrido siempre con gente del mundo del motor. Ha sido un Abarth 695 SS afortunado.
 
Enric Guillamot
Imágenes : Canos, Par, Monsalve, Alguersuari.
 
San Cugat-Tibidabo- Don Jaime estreno el 695 SS con victoria de clase.San Cugat-Tibidabo- Don Jaime estreno el 695 SS con victoria de clase.En el Farell nueva victoria de clase para el pequeño 695 SS de Jaime Juncosa.En el Farell nueva victoria de clase para el pequeño 695 SS de Jaime Juncosa.1º Rallye Femenino Montserrat 1972 Immaculada Juncosa/Gemma Bargallo, en un momento de la prueba de velocidad que fue la clave del rallye.1º Rallye Femenino Montserrat 1972 Immaculada Juncosa/Gemma Bargallo, en un momento de la prueba de velocidad que fue la clave del rallye.

PUBLICIDAD

Multimedia

Síguenos

Recibe la información de la web M&S en tu correo
Términos y Condiciones
Nota: Tu dirección no será entregada a terceros.